secreción blanca candidiasis bacteriana

Vaginosis Bacteriana

¿Qué es la Vaginosis Bacteriana?

La VB es una causa de infecciones vaginales en mujeres en edad fértil.

Tu vagina normalmente es ácida, lo que ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias patógenas y mantiene el nivel de las bacterias buenas llamadas lactobacilos. Sin embargo, si el equilibrio del pH se torna menos ácido, la salud de tu vagina se puede ver afectada.

Diferentes factores pueden variar el equilibrio del pH de la vagina, entre los cuáles están: la menstruación, la ingesta de antibióticos, el exceso de lavado genital, el uso del DIU ( dispositivo intrauterino) y el semen (si tienes relaciones sexuales sin condón). El desequilibrio del pH puede acompañarse de un crecimiento excesivo de organismos anaerobios que reemplazan los lactobacilos normales y causar así una vaginosis bacteriana (VB).

Embarazo y vaginosis bacteriana (VB)

El embarazo puede causar un aumento de las bacterias patógenas en tu zona íntima y dar lugar a problemas como una infección tipo vaginosis bacteriana. Si estás embarazada y tienes sospechas de tener una vaginosis bacteriana visita a tu médico para que te indique cómo manejarla.

Síntomas de la Vaginosis Bacteriana

Tratamientos

Candidiasis en comparación con VB

Muchas mujeres confunden la vaginosis bacteriana con la candidiasis, pero los síntomas y las causas son diferentes. La vaginosis bacteriana la causan bacterias, mientras que la candidiasis se origina por hongos.

Siempre consulta a tu médico.

Prevención

La vaginosis bacteriana se produce por un aumento excesivo de la cantidad de una de las bacterias que naturalmente se encuentran en la vagina. Normalmente, la cantidad de bacterias «buenas» (lactobacilos) es superior a la cantidad de bacterias «malas» (anaerobios). Ahora bien, si hay demasiados anaerobios, estos alteran el equilibrio natural de los microorganismos de la vagina y causan vaginosis bacteriana.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la vaginosis bacteriana incluyen los siguientes:

• Tener múltiples parejas sexuales o una nueva pareja sexual. Los médicos no entienden por completo la relación entre la actividad sexual y la vaginosis bacteriana, pero la afección ocurre con mayor frecuencia en mujeres que tienen múltiples parejas sexuales o una nueva pareja sexual. La vaginosis bacteriana también ocurre con mayor frecuencia en mujeres que tienen relaciones sexuales con mujeres.
• Duchas vaginales. La práctica de enjuagar la vagina con agua o un agente limpiador (duchas vaginales) altera el equilibrio natural de la vagina. Esto puede llevar a un crecimiento excesivo de bacterias anaeróbicas y causar vaginosis bacteriana. Debido a que la vagina se limpia sola, no es necesario usar duchas vaginales.
• Ausencia natural de lactobacilos. Si tu ambiente vaginal natural no produce suficiente cantidad de la buena bacteria denominada lactobacilos, es más probable que se produzca una vaginosis bacteriana.1

Consulta nuestros consejos sobre cómo prevenir la VB

Principales consejos para prevenir una infección por VB:

• Evita el uso de desodorantes o productos perfumados en y alrededor de tu área vaginal.
• Evita lavar en exceso.
• Evita el uso de detergentes fuertes para lavar tu ropa interior.
• Cambia tampones o toallas frecuentemente.
• Asegúrate de limpiarte de adelante hacia atrás después de ir al baño.
• Seca tu área vaginal después del lavado, nadar o ejercitarse.
• Cambia tu ropa interior después de nadar o hacer ejercicio.